¿Por qué usarlo?

Asegurar una respiración libre para los recién nacidos

Los recién nacidos sólo pueden respirar por la nariz aproximadamente hasta los seis meses de edad. Con la nariz congestionada no pueden respirar adecuadamente, por eso no está asegurado el suficiente suministro de oxígeno.

 

No reciben suficiente aire por la boca y de esta forma no pueden dormir profundamente, usar el chupete y mamar.

 

Como padres, nuestra obligación es asegurar la respiración por la nariz ya que los lactantes no saben todavía sonarse la nariz.
Con la aspiración de la nariz liberamos las vías respiratorias y creamos las condiciones de un descanso y alimentación tranquilos.